VANIFICENCIA

 

Si es verdad esta ansia

que aguardo y desciende

bajo el lecho de tu nombre incierto.

Plena víspera que añoro atenta

en el sediento porvenir que me acompaña.

Si es así, quiero robarte el corazón

y entregarte el mío.

 

Hacer del pacto, un extremo

que nos posesione

lejos del fausto y de la furia,

entregarlo todo

y a los pies del hedonismo amarte

con la misma fuerza del deseo prohibido

que nunca infame y orgulloso

sedera al capricho.

 

Capricho de los cuerpos

que al unísono decoro se extorsionan,

ellos dormitan siniestros el ardor

que espera y antecede a la lujuria.

 

Llévame a volar

entre el bajo mundo de la hoguera

para darte el tiempo justo y necesario

para darnos y entregarnos fuego.

 

Te pido que me tomes

con la fuerza que predicas

y que tu boca santa sea el descanso

de mi lengua que amordaza nuestros días.

 

Y que nada me sobre y que nada me falte.

 

 

                     PAOLA HERRERA LEDESMA

Anuncios

About this entry