LA GRACIA DE LOS CUERPOS

                                                                                               

                                                                                EL CUERPO PARA MI… siempre va ser José Manuel. 

                                                                                                                     

Cuando dices que pida,

no me entran las ganas.

 

Supongo que será por la presión

de tu cuerpo con mi vientre… que miento.

 

Me extraño y a la mínima de cambio

no me acostumbro a la idea,

me entra la desidia,

y quererte gritar con fuerza un no te quiero… me acobarda.

 

No puedo…

no puedo ni quiero,

harta,

estoy harta,

harta de este amor sin un sentido,

harta de ti.

 

Cansada de que juegues conmigo a tu antojo,

que me bajes las bragas de encaje y me domines como potra en celo.

 

Me amas,

me dices te quiero

y el te quiero no lo siento,

y te siento adentro.

 

Empujas,

me ultrajas a permiso,

me clavas la espada siniestra

donde mas te gusta.

 

Me gusta…

y no te detengo,

doblego a mi dama impoluta

y la agito rendida.

 

Me hablas

te escondes en mi para decirme

que no quieres sexo.

 

Amor…

me pides amor,

me pides que te ame

que te ame

y no puedo.

 

Y en el poder

esta la gracia de los cuerpos,

mi cuerpo,

tu cuerpo,

mi cuerpo,

y EL CUERPO.

 

 

Anuncios

About this entry